¿CONOCES LA TEORÍA DE LOS CRISTALES ROTOS? NO TE PIERDAS ESTE ARTÍCULO - 16/07/2021

16/07/2021
cristal desprotegido
Hoy queremos hablar sobre este tema ya que va muy acorde con nuestra actividad.

Si lo googleas encontrarás cientos de artículos explicando esta interesante teoría, formulada por James Wilson y George Kelling, en base a un experimento realizado por el psicólogo, Philip Zimbardo, en 1969. Te lo explicamos de forma muy resumida:

El señor Zimbardo, realizó un experimento que consistió en abandonar un vehículo en un barrio rico y otro en uno pobre, para ir a los pocos días a observar su estado de conservación. (los dejó sin matrículas para que fuera evidente que estaban abandonados). El vehículo del barrio pobre había sufrido ataques vandálicos, quedando absolutamente destrozado y desvalijado. El vehículo del barrio rico no sufrió ningún desperfecto.
Podía parecer que la pobreza era la causa, pero fue un poco más allá con su experimento, así que rompió una de las ventanas del coche aparcado en barrio rico, a ver qué sucedía. En este caso se repitió el comportamiento observado en el barrio pobre. En un corto espacio de tiempo el coche estaba tan destrozado y desvalijado como el coche del barrio pobre.

La conclusión y teoría que formularon James Wilson y George Kelling, y que hemos podido constatar a lo largo de nuestra trayectoria, es que el vandalismo atrae al vandalismo.
 
espacio público mal estado imagen
Las zonas públicas descuidadas y sin orden invitan a más desorden. Emiten esa sensación de dejadez y poco control que tanto desean los vándalos para cometer sus actos incívicos. Por eso es tan conveniente mantener los entornos ordenados, limpios y en buen estado de conservación. Las ciudades se han convertido en nuestro entorno natural y espacio de convivencia y conviene mantenerlos en un buen estado de imagen por el bien de todos los ciudadanos.

Contamos con más de 30 años desarrollado planes de mantenimiento contra el deterioro natural y el vandalismo, para ayuntamientos, comunidades, infraestructuras ferroviarias y otros espacios públicos y hemos podido comprobar como esa pauta de conducta se repite en todos los contextos.

El fenómeno del graffiti es uno de los mejores ejemplos. Imaginemos una plaza en un municipio con todos sus elementos de mobiliario nuevos y limpios y los elementos físicos del perímetro también en buen estado de imagen. Al cabo de un tiempo, los bancos de madera están quemados por el sol y ya no presentan la misma imagen que al principio. Son la primera opción para la primera pintada. Al cabo de pocas semanas, todos los bancos presentan firmas con rotulador y rayadas. A todo esto, en las farolas han empezado a aparecer adhesivos y panfletos, que a su vez han invitado a más pintadas. Poco a poco, la imagen de dejadez y descuido se convierte en el reclamo de muchos colectivos. Al cabo de pocos meses, todos los paramentos posibles albergan pintadas y otros efectos del vandalismo, en el suelo hay papeles, latas y otros residuos. Si esa situación se prolonga, se ha comprobado que puede devenir en situaciones de mayor delincuencia e inseguridad.

La conclusión es sencilla, un mantenimiento periódico de los espacios públicos asegura mejor convivencia, mayor seguridad y salud mantal.
 
sin mantenimiento 1 +
sin mantenimiento 2 +
sin mantenimiento 3 +
sin mantenimiento 4 +
sin mantenimiento 5 +
sin mantenimiento 6 +
sin mantenimiento 7 +
sin mantenimiento 8 +
sin mantenimiento 9 +
sin mantenimiento 10 +
sin mantenimiento 11 +
sin mantenimiento 12 +